11:11 PM
The Velvet Undergound, la fábula del éxito despúes de la muerte
The Velvet Undergound fue el grupo maldito por excelencia, una falla en el tejido del movimiento Hippie, una banda que tuvo que morir para descubrir su grandeza. Nacidos en esa Babilonia moderna llamada New York, fueron la suma de 5 personalidades musicales de lo más dispares: Lou Reed, un chico neurótico cuyas composiciones hablaban de caos, muerte, nihilismo, sexo, perversión y drogas; John Cale, tránsfuga de la música de vanguardia y ejecutante de la viola eléctrica cuando aún muchos no habían asimilado completamente las guitarras; Maureen "Mo” Tucker, una chica que trasladó a la batería su interés por las percusiones y los ritmos tribales; Sterling Morrison, el multi-instrumentista que hacía de pegamento amalgamando los 3 elementos anteriores. Y como guinda la bella Nico, un objeto decorativo impuesto a la banda por su mecenas Andy Warhol pero cuya voz mortuoria le daba su justa dimensión a 3 de las canciones más emblemáticas del primer album de VU. Fueron la antítesis en música y letra del movimiento Pop y de la contracultura, sus discos parecían más bien sesiones de afinamiento con chirridos, distorsiones y feedback sonando por doquier, y sus canciones las menos indicadas para animar una fiesta. Los antecedentes de Velvet se remontan a 1.964 cuando Lou Reed Y John Cale se conocieron, Reed había militado como guitarrista/cantante en algunas bandas de garage sin embargo su ambición era escribir canciones para otros artistas siguiendo el ejemplo de su ídolo Bob Dylan; Cale acababa de llegar de Gran Bretaña donde fue un niño prodigio de la música clásica que poco a poco se introdujo en los pantanosos terrenos de la vanguardia; su interés por el estudio de la atonalidad y el ruido aplicados a la música lo llevó paradójicamente a interesarse en el Rock & Roll y cuando escuchó tocar a Lou (quien afinaba su guitarra de modo anticonvencional para aumentar el feedback y producir disonancias) le propuso formar una banda. El primer núcleo de VU lo integraron Reed, Cale, Sterling Morrison (ex compañero de colegio de Lou que tocaba guitarra, bajo y teclados) y un percusionista Escocés llamado Angus McLise. Este último personaje, si bien no se le nombra casi en las biografías, fue determinante en la formación del sonido Velvet: vivió varios años en La India y aplicó a la música de VU todos los conocimientos musicales que allí adquirió. Después de utilizar varios nombres (The Primitives, The Warlocks, Falling Spikes) toman prestado el título de una novela pornográfica de la época escrita por Michael Leigh con el que a la postre pasarían a la historia. Cuando tras varios ensayos y algunas demos consiguieron su primer recital con paga, McLise dejó el grupo; él era un artista puro y consideró que cobrar era venderse así que se marchó. Su puesto fue tomado por "Mo” Tucker, hermana de un amigo de Sterling que tocaba la batería de una manera extraña con el bombo acostado sobre el suelo, alternando las baquetas con mazos de madera y prescindiendo casi totalmente de los platillos. En 1966 al artista plástico y padre del movimiento Pop Andy Warhol los escucha tocar y los invita a aportar su música a "The Exploding Plastic Inevitable”, un espectáculo ambulante multimedia que combinaba filmaciones, juegos de luces y performances escénicas. Warhol les impone la presencia de una de sus protegidas, una actriz y modelo Alemana llamada Nico para alternar como cantante y aunque su incorporación parecía supérflua, su imagen y su voz fueron un brillante contrapunto al caos sonoro de los demás. Lamentablemente Velvet Underground estaban demasiado adelantados a su tiempo, el movimiento juvenil mundial flotaba sobre nubes de marihuana bajo la consigna del "peace & love” y la ingenua esperanza de construir una sociedad alternativa; su sonido eléctrico, vanguardista y excitante fue unánimemente rechazado e ignorado. Sólo gracias al éxito de Lou Reed como solista en los 70 la música de VU fue descubierta por los fans que obsesivamente se dedicaron a escarbar el pasado de aquel. De repente todo el mundo empezó a hablar y disertar de sobre su música, creándoles un status legendario post-mortem y elevándolos al olimpo del Rock con calificativos como pioneros del sonido urbano, padrinos del Punk y padres espirituales del Art Rock… pero el colmo de la ironía fue que mientras el mundo se volvía loco desenterrando el legado Velvet, la banda seguía activa con una nueva formación a la que nadie hizo el más mínimo caso… sin duda una cruel manera de pasar a la historia.



Categoría: 60's | Vistas: 411 | Agregado por: Aldoux | Etiquetas: Velvet Underground, Profiles | Valoración: 0.0/0
Solamente los usuarios registrados pueden agregar comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
close